obsesionados

miércoles, 8 de enero de 2014

el frío llega estés o no estés preparado..

Siempre que hace frío,las cosas resultan más difíciles, y un claro ejemplo lo tenemos cuando usamos guantes,lo que sin ellos nos es fácil de alcanzar,con los guantes puestos nos resulta casi imposible,y acabamos desistiendo..por lo menos es mi caso.. Los guantes podemos decidir cuando quitarles y cuando ponerles,no como el frío,el frío llega estés o no estés preparado,y no puedes huir de el,
No me refiero al frío de la calle solamente,me refiero al frío que siente uno mismo por dentro,la soledad puede ser cálida y a la vez puede ser heladora.. Y diciendo soledad no me refiero a que estés sola en el mundo,como hace tiempo le dije a una amiga,"la soledad a veces llega a ti,cuando más rodeado de gente estas",y es verdad.. Estamos en Navidades,y es cuando más calor familiar se suele recibir,es cuando a todo el mundo que de verdad le importo,me lo demuestra,y sin embargo es ahora,en Navidades,cuando más frío siento en mi.. Y eso me lleva pasando desde hace ya unos años atrás.. Todo esta iluminado,todo desprende luz,todo..todo BRILLA.. Y sin embargo yo no soy capaz de recibir toda esa luz,todo ese brillo.. Lo siento,yo cuando hace frío me quito los guantes,porque pensó que el frío es algo de lo que no se puede huir,es algo que te llega y hay que afrontarlo de cara,duela lo que duela...


No hay comentarios:

Publicar un comentario